Con la llegada del invierno, es normal que nos encontremos en situaciones en las que necesitemos poner cadenas de nieve en el coche porque se hace más complicado conducir. El peligro es grande, por eso es que hay que preparar el vehículo antes de salir. Lo mejor que puedes hacer es colocar cadenas de nieve en el coche para que la tracción de las ruedas sea más firme.

Las cadenas de nieve son un elemento que se inventó en 1904 para las zonas nevadas o embarradas. Si bien no ha evolucionado mucho desde entonces, es muy eficaz. Por eso se sigue utilizando y se comercializan cadenas muy similares a las primeras que se fabricaron. Instalarlas es mucho más sencillo de lo que parece pero hay que saber cómo hacerlo.

Instalar cadenas de nieve en el coche

Lo primero que tienes que saber, es que tu conducción con las cadenas puestas debe de cambiar. Esto quiere decir que la velocidad máxima a la que puedes ir es a 50 km/h. Cuando no haya nieve, tienes que quitarle las cadenas de lo contrario se van a romper.

Las ruedas se tienen que colocar en la parte de las motrices. Si tu coche tiene tracción delantera, entonces las cadenas irán en las dos ruedas de delante. Cuando el coche tenga tracción trasera, la instalación será en las ruedas de atrás.

La cosa cambia con un vehículo de tracción total en donde habrá que colocar cadenas en las cuatro ruedas. Esto es especialmente recomendado para los casos de un coche 4×4. Aún así, te recomendamos revisar el manual del vehículo y así sabrás con certeza en qué ruedas instalarlas.

Cadenas de nieve de telas

Dentro de los muchos tipos de cadenas de nieve que existen, una de las más actuales o más utilizadas son las cadenas de tela. En realidad, no son cadenas como tal, sino que se trata de un tipo de funda.

Lo primero que tienes que hacer es desenrollarlas pues así podrás ver cuál es el sentido correcto de su instalación. Una vez que las tienes listas, tendrás que colocarla en la rueda que corresponda. La idea es que lo hagas como si le estuvieras poniendo un abrigo al neumático.

Te recomendamos comenzar por la parte superior e ir asegurando el tejido poco a poco estirándolo por todo el neumático. Cuando esté colocada, tienes que soltar el freno de mano para que el vehículo avance un poco. La funda quedará pisada entonces podrás finalizar con el montaje de la funda. ¡Y listo! Si no queda perfecta, no te preocupes. A medida que avances, verás que la funda se adapta al neumático.

Cadenas de nieve metálicas para el coche

Las cadenas de nieve metálicas son las más clásicas de todas y un poco más complejas de instalar que las anteriores. Necesitas al menos unos 20 minutos para que queden bien instaladas por lo que tienes que tenerlo en cuenta para no salir con prisas.

Estira en el suelo las cadenas. Cuando la coloques en el neumático, tienes que llegar al cable de acero que está detrás y engancharlas allí. Es normal que te ensucies un poco, por lo que ve preparado para ello. Una vez enganchada, tienes que seguir estirando la cadena por toda la rodadura.

Desplaza un poco el vehículo para que pise la cadena y así terminar de cubrir toda la rueda. Para finalizar, tienes que hacer que los enganches y tensores queden enlazados. Hay una única forma que enganche así que no te preocupes por ello.

Existen cadenas que tienen tensores automáticos que una vez que inicies la marcha, se ajustarán perfectamente. Si tienes de las manuales, lo mejor es recorrer unos metros y volver a ajustarlas.

Cadenas de nieve mixtas

Otro de los sistemas que puedes utilizar para poner cadenas de nieve en el coche son las cadenas mixtas. Podríamos decir que son las intermedias entre las de tela y las metálicas. Por ese motivo son de las más caras que te encontrarás en el mercado.

Lo primero que tienes que hacer es estirarlas en el suelo para ver que no haya ningún nudo. El aro de nylon que verás, debe de ir detrás de la rueda. Así, vas a poder ir extendiendo la cadena por toda la banda de la rodadura. Aquí no hay tensores por lo que es mucho más fácil todo.

Debes de hacer que el coche avance unos centímetros con el fin de que pise los eslabones y así finalizar la instalación. La idea es que el hexágono textil quede totalmente centrado en la rueda. Si no lo hace, mueve el coche un poco y verás que se termina de acomodar en ella.

Recomendaciones para instalar las cadenas de nieve en el coche

Las siguientes son algunas recomendaciones a seguir para poner cadenas de nieve en el coche.

Aparta tu vehículo

La colocación de las cadenas de nieve debe de hacerse en un lugar completamente seguro. Aparta tu coche y coloca las señalizaciones adecuadas para evitar accidentes.

Usa guantes

Sea cual sea el tipo de cadena que vayas a instalar, utiliza guantes pues te van a proteger del frío y de cualquier tipo de corte o daño.

Sigue las instrucciones

Generalmente se te da un manual de usuario con instrucciones sobre cómo instalar las cadenas. Además de las indicaciones que hemos comentado, sigue las mismas pues puede que las que hayas comprado lleven un sistema diferente.

Tensión en las cadenas

En todos los casos, pero mucho más en las cadenas metálicas, deben de estar tensas. Recorre pocos metros para revisarlo. Si no están tensas, entonces tendrás que volver a montarlas o modificar lo que haga falta.

Cuida la velocidad

No vayas a más de 50 km/h y adáptate a todas las vías en las que vayas a conducir. Ten en cuenta que el vehículo tardará más tiempo en frenar.

Quita las cadenas

Una vez que no haya nieve, tendrás que quitar las cadenas, de lo contrario se van a estropear. Además, su uso prolongado, puede deformar por completo el neumático.

Esperamos que estos consejos de cómo poner cadenas de nieve en el coche te sean de utilidad y disfrutes de tus viajes en invierno.