Envío gratuito a toda la Península 🚗

Cómo funciona un coche hibrido enchufable

23-04-2022

Consejos

1588 Vistas

Cómo funciona un coche hibrido enchufable

Si estás pensando en cambiar de coche, saber qué tipos de coches híbridos existen te será de gran utilidad. Hoy en día, con las nuevas leyes de cuidado medioambiental que se aplican en los municipios de más de 50.000 habitantes, es imprescindible pensar en un coche de bajas emisiones como lo son los vehículos híbridos. Veamos los tipos de coches híbridos que existen en la actualidad.

¿Qué es un coche híbrido?

Un coche híbrido es un vehículo en el que vas a encontrar dos motores o más con distintos tipos de energía. La característica principal de estos vehículos es que justamente sus motores se alimentan de energías diferentes entre sí. Lo usual en estos casos es que te encuentres con coches híbridos con un motor de combustión tradicional y otro motor que sea eléctrico.

Funcionamiento de los coches híbridos eléctricos

El coche híbrido que tiene un motor eléctrico utiliza un sistema de propulsión en el que combina la combustión de gasolina o diésel con los motores eléctricos que lleva incorporados.

La colocación de ese motor o motores eléctricos bien puede ser en el eje delantero o en el eje posterior. El funcionamiento de ese motor es como cualquier otro motor eléctrico. Gracias a la batería de tracción va almacenando energía que le permitirá activarse para funcionar durante cierta cantidad de kilómetros únicamente con este motor.

Tipos de coches híbridos en el mercado actual

De forma general, los tipos de coches híbridos se pueden dividir en cuatro categorías:

  • Híbridos combinados
  • Híbridos enchufables
  • Híbridos en serie
  • Microhíbridos

Aunque todos son híbridos, cada uno de ellos tiene sus elementos particulares. Una de las características comunes se refleja en que el motor eléctrico recupera la energía durante las frenadas. Y que gracias a la incorporación de este motor, se consigue liberar de estrés y desgaste al motor tradicional.

Todos los coches híbridos cuentan con la etiqueta ECO por parte de la DGT y también se le aplica las ventajas fiscales de cada Comunidad Autónoma. Si te decides por alguno de estos tipos de coches híbridos, ten en cuenta que tendrás que hacer una mayor inversión inicial, pues son más costosos que los coches a combustión.

También puedes leer: Los mejores coches híbridos de segunda mano

Híbridos combinados

También conocidos como HEV o híbridos puros. Podríamos decir que son los clásicos pues no hace falta enchufarlos posteriormente a una corriente para recargar el motor eléctrico. A pesar de ello, el motor eléctrico tiene la capacidad suficiente como para mover el coche durante cierta cantidad de kilómetros por sí mismo.

Generalmente se utiliza en las grandes ciudades donde la conducción es más lenta. Si lo que se quiere es circular a mayor velocidad con el motor eléctrico no será el modelo ideal para ello. Con el uso de un híbrido combinado se nota mucho el ahorro de combustible pero especialmente en la emisión de CO2. Estas emisiones se pueden reducir hasta un 35%.

La recarga de batería del motor eléctrico se hace durante la circulación del mismo y se aplica también en ello la frenada regenerativa.

Microhíbridos

A los vehículos microhíbridos se los conoce también como híbridos suaves o MHEV. La batería que utilizan es la más pequeña y económica, ya que está dirigida a ahorra el máximo de energía.

A diferencia de los coches híbridos combinados, no se puede utilizar 100% de forma eléctrica. El objetivo es brindar una reducción al desgaste del motor a la hora de arrancar y detenerse. Eso tendrá como consecuencia una disminución de las emisiones de CO2 y también por supuesto, en el consumo de combustible.

Nuevamente es un coche para utilizar en un entorno urbano ya que es allí en donde se hacen más paradas y arranques. En carretera no tiene mucho que ofrecer por lo que funcionará como un coche tradicional.

Híbrido en serie

Es quizás uno de los tipos de coches híbridos menos conocidos al ser muy similar al híbrido enchufable. Es el motor eléctrico el gran protagonista pero la diferencia radica en que el motor de gasolina se activará cuando se haya agotado la batería por completo. Eso significa que en un inicio, el coche va a funcionar siempre con el motor eléctrico. Pero en el momento en que se vaya quedando sin batería, se activará el motor tradicional.

Como podrás imaginar, esto tiene ciertas ventajas y desventajas que son prácticamente las mismas que el híbrido enchufable. Todos los días tendrás que recargar su batería en un punto de carga habilitado o en casa. Y el precio del vehículo no es tan económico como otros coches híbridos del mercado.

Híbrido enchufable

Seguramente sean los tipos de coches híbridos que conoces o a los que te refieres cuando hablas de este modelo. Llamados también PHEV, el motor eléctrico es la clave del vehículo en sí mismo. Su batería es de las más grandes llegando en ocasiones a ser 10 veces más que la de un híbrido combinado. Eso permite que se pueda circular a mayor velocidad y durante más tiempo con el motor eléctrico, lo cual significa un ahorro de combustible considerable.

Sin embargo, no se puede desligar del motor de combustión el cual tiene que estar presente. Es con este motor que se alcanza el máximo de potencia del vehículo, el cual se activará en el momento en que se requiera.

Es un vehículo para el día a día pero no para hacer distancias largas. Principalmente teniendo en cuenta que no es práctico ya que hay que recargarlo y aunque cada día hay más puntos de cargas, no los hay en todos los sitios. Dependiendo del tipo de híbrido enchufable, recargar la batería puede llevarte unas cinco horas o más tiempo.

Te puede interesar: Los mejores coches híbridos enchufables de segunda mano

Si estás buscando un vehículo nuevo para comprar, es normal que te preguntes si es mejor un coche híbrido enchufable o no enchufable. Son vehículos nuevos 100% eléctricos y que tienen ciertas diferentes que es bueno que conozcas antes de tomar la decisión final. 

Híbrido enchufable o no enchufable: ¿cuál es mejor?

Lo primero que tienes que tener en claro, es que no hay un modelo que sea mejor el otro. Todo dependerá de las necesidades de cada conductor y de lo que busque. Uno lleva la etiqueta 0 mientras que la otra lleva al etiqueta ECO. Para que te quede un poco más claro todo, vamos a definir cada uno de ellos:

Cómo funciona un coche híbrido enchufable

A estos vehículos, se los conoce también como PHEV. Esto es porque sus siglas en inglés son Plug-in-Hybrid Electronic Vehicle. Tiene en su interior dos motores: uno de ellos es de combustión y el otro es eléctrico. 

Cuando se va a utilizar el motor eléctrico, la autonomía suele ser de unos 40 kilómetros. No es mucho, pero será más que suficiente para hacer un viaje corto durante el día a día si tener que contaminar. Son coches que principalmente van a utilizar ese tipo de conducción en la ciudad y que cuando van por carretera activarán el motor de combustión

Para su funcionamiento, llevan incorporadas unas baterías que tienen bastante potencia que es lo que permite que tengan esa autonomía. A diferencia de otros vehículos híbridos, no va cargando la batería por si solo. Para cargarla hace falta utilizar el enchufe. 

El híbrido enchufable es una muy buena opción pero hay que saber que se necesita enchufe para recargarlo. De lo contrario, si no lo enchufas, no vas a poder tener todas las ventajas de un vehículo con estas características y únicamente funcionará con el motor a combustión.

No es para nada lo recomendable, porque además, el vehículo tendrá que hacer un esfuerzo extra ya que lleva las baterías y el motor eléctrico y terminará contaminando más. Este coche es recomendable para quienes se mueven por ciudad y hacen cada cierto tiempo desplazamientos largos. De esa forma, se evitan el tener dos coches diferentes y tienen todo en uno solo. La etiqueta que llevan estos vehículos es la etiqueta ambiental 0.

Cómo funciona un coche híbrido no enchufable

A estos vehículos se los conoce también como híbridos autorrecargables. Como el caso anterior, cuenta con dos motores uno que es eléctrico y otro que es de combustión. Pero la diferencia está en que no se enchufa. No hace falta un enchufe para recargar las baterías. Esas baterías que incluye se van a ir cargando con la inercia y la temperatura del otro motor que se incluye. 

Esto tiene una parte negativa: las baterías son más pequeñas que las del híbrido enchufable con lo que tienen menos potencia. Para quienes se mueven todo el tiempo en ciudad, resulta un coche muy bueno porque prácticamente no consume. Como se va frenando durante la conducción, la batería se va a ir recargando con lo que siempre tendrá un poco de carga. 

Otra de sus ventajas es que te evitas el tener que estar pensando en buscar dónde cargar el coche. La etiqueta que se le coloca a estos vehículo es la etiqueta ECO, sin importar la autonomía final que puedan brindar. Con ella, vas a poder circular en el centro de cualquier ciudad. 

Cuando vayas a conducir en carretera o distancias largas, se activará el motor de combustión. Es ahí en donde se convierte en un vehículo tradicional como cualquier otro. Todos los coches híbridos no enchufable tienen cambios automáticos y van a ir cambiando el motor según el tipo de viaje que realices, con lo que no tendrás que preocuparte de hacerlo de forma manual. 

Entonces ¿enchufable o no enchufable?

La elección de un coche híbrido enchufable o no enchufable dependerá de muchos factores y de algunos puntos que sí que tendrás que tener en cuenta a la hora de tomar la decisión. 

Punto de carga en casa o público

Si escoges el híbrido enchufable, tendrás que saber que es indispensable tener un punto de carga en casa. De lo contrario tendrás que estar buscando todo el tiempo un punto de carga público.

Hay muchos tipos de puntos de carga para instalar en el hogar. Aunque tengas una plaza en un parking comunitario, tienes la opción de colocarlo allí. La comunidad de vecinos no te la puede prohibir. El uso de un punto público o en una gasolinera, será más costoso que cargarlo en casa pero hay que tenerlo siempre como opción. 

Tarifas descuento en estacionamiento

Los coches híbridos con etiqueta Eco, como los no enchufables, tienen tarifas especiales en la mayoría de estacionamientos. Por ejemplo, en Madrid se hace un descuento sobre el 50% de la tarifa SER. Por supuesto que dependerá de cada ciudad, pero es una ventaja si vas seguido al centro de la ciudad y necesitas utilizar un parking. 

Uso que se le da al coche

Otro punto a tener en cuenta es el uso que se le va a dar al coche. Si lo que se busca es un ahorro general, entonces el híbrido enchufable es una buena opción por el hecho de tener mayor autonomía. Sin embargo, habrá que pagar más dinero por tener un vehículo así. Además, estos vehículos son perfectos para quienes hacen viajes en carretera. 

Si el uso que le darás al coche es únicamente en la ciudad, entonces un híbrido no enchufable te será más que válido para todo ello. Eso se debe a que va utilizando la energía y como vas a estar frenando constantemente, no te quedarás sin batería en ningún momento. 

La media de un recorrido en ciudad es de 40 kilómetros. Si eres de los que hace un mayor recorrido, entonces sí tendrías que plantearte el tener un híbrido enchufable.

Lo que queda claro es que estos dos modelos de coches han llegado para quedarse. En HolaMotor contamos con una gran variedad de coches híbridos de segunda mano. ¿Cuál es tu favorito?

Otras entradas sobre Consejos que pueden interesarte