¿Cuáles son las Diferencias entre un SUV y un crossover? ¿En qué se diferencian? . Desde hace un tiempo vemos por todos lados vehículos denominados SUV. Son tendencia y por lo tanto han pasado de ser una moda para convertirse en un estilo que cubre las necesidades de muchos compradores. A ello se le suman también las versiones crossover por lo que tenemos un cúmulo de opciones diversas. Si quieres saber cuáles son las diferencias entre un SUV y un crossover sigue leyendo este artículo.

Qué es un vehículo SUV

Lo primero será definir qué es un SUV para tener mucho más en claro los conceptos.

Hace algunos años atrás, cuando aparecieron estos vehículos por primera vez, se los denominaba Sport Utility Vehicle. Se trata de un vehículo con estética todoterreno, por ese motivo es que en España se le comenzó a denominar de esa forma.

Todo ello lo único que trajo fue mayor confusión en todos los sentidos, pues realmente un vehículo SUV no es un todoterreno. Sin embargo, sí que son coches que pueden andar tanto en el asfalto como fuera de él ya que tienen una mayor altura del suelo. Por supuesto que esto lo podrán hacer siempre y cuando el camino no tenga demasiados obstáculos de por medio.

En definitiva, un SUV es un coche que estéticamente se parece a un todoterreno pero que en su configuración es más parecido a un turismo, aunque se pueda utilizar fuera del asfalto.

Qué es un Crossover

Las complicaciones a la hora de definir un vehículo y otro vienen justamente por el hecho de que se trata del cruce de dos tipos de vehículos.

En el caso de estos vehículos, se basan en un turismo con las defensas reforzadas y una suspensión un poco más alta de lo normal. Sin embargo, no puede conducir fuera del asfalto como sí lo puede hacer el SUV.

Aunque estas definiciones son generales, es verdad que posteriormente, cada fabricante las utiliza según su propia conveniencia. Por eso es que aparecen continuamente las confusiones al respecto.

Diferencias entre un SUV y un crossover

Como hemos comprobado, la utilización de términos es muy variada. En lo que respecta a Europa, llegamos a la conclusión de que cuanto más similar sea el vehículo a un todoterreno, más frecuente será el uso de SUV.

En cambio, si el modelo es más pequeño, entonces seguramente se haga uso del término crossover para diferenciarlo de un turismo tradicional.

Por otro lado, existe otra diferencia considerable en ellos que son los segmentos a los que pertenecen. Si pertenece al segmento C entonces seguramente será un SUV. Si en cambio, pertenece al segmento D, estaremos hablando de un crossover.

Quizás otra diferencia que podríamos plasmar es la altura de los vehículos. Los SUV suelen tener una altura mayor a la de los crossover. En cualquier caso, se tratan de definiciones generales y que pueden variar de un fabricante a otro.

Qué tener en cuenta antes de comprar un SUV o un Crossover

Como puedes comprobar, estamos ante términos que están de moda. Es normal que veamos estos nombres en todos los concesionarios o en los nuevos modelos que lanzan las marcas al mercado.

Sea como sea, hay que tener en cuenta algunos elementos y pensar muy bien si nos compensa la elección de estos modelos o no.

Dentro de los elementos habituales que debemos de considerar, encontramos los siguientes:

Espacio del maletero

Es uno de los puntos más importantes. Piensa muy bien cuánto espacio necesitas tener en el maletero. En ese caso, tendrás que seleccionar un SUV, pero ¿cuál de todos ellos?

En la propia categoría de SUV te encontrarás distintos tamaños de vehículos y por ende distintos tamaños de maleteros. No hay una definición concreto y mucho de ello dependerá la clasificación que le haya dado el fabricante.

En cualquier caso, lo más recomendable será que puedas acudir a un concesionario oficial para verlo con tus propios ojos. No te fíes de las fotografías pues engañan mucho y no te harás una idea de cómo es el maletero en realidad.

Número de asientos

Junto con el maletero es otro de los elementos que hay que considerar desde el inicio. Si queremos un vehículo de 6 o 7 plazas tendrá que tener determinadas características. Si en cambio, nos es suficiente con 5 plazas, pues habrá un poco más de variedad.

Sea como sea, son elementos que debes de definir desde el inicio porque es lo que te ayudará a acotar el número de opciones. Y así también a saber si lo tuyo es más un SUV o un crossover.

Destinos planeados

Esta decisión es muy importante. Si tu intención es conducir 100% del tiempo en carretera o en ciudad, entonces no te afectará tanto la tracción del vehículo. La opción más idónea o la general es que la tracción sea delantera.

En cambio, si nuestra idea es poder circular por caminos, entonces lo que necesitaremos será una tracción total. Ésta suele estar disponible en los SUV, que como vimos en su definición, tiene la posibilidad de conducirse fuera del asfalto, siempre y cuando el camino no tenga muchos obstáculos.

La seguridad en este aspecto será clave y por supuesto la altura del suelo es fundamental cuando se conduce por caminos.

Tipo de neumáticos

No siempre la elección de un vehículo de tracción total es la solución. Un elemento clave en todo ello son los neumáticos. Unos neumáticos M+S serán mucho más potentes que otros normales con tracción total.

Si la zona en la que vives suele nevar, debes de pensar muy bien en la elección de los neumáticos. Unos de invierno serán perfectos para ellos pues de lo contrario tendrás que optar por las clásicas cadenas.

Además de ello, el tamaño de los neumáticos es clave. A mayor tamaño más dificultad habrá para conducir fuera del asfalto. Piensa también en el precio de mantenimiento y en la posible sustitución de los mismos.

Esperamos que toda esta información te haya sido de utilidad y que tengas mucho más en claras las diferencias entre un SUV y un crossover. Si quieres verlo con tus propios ojos, te invitamos a uno de los concesionarios de HolaMotor.