Retrofit: ¿Cómo convertir un coche gasolina o diésel en eléctrico?

03-11-2021

Consejos

216 Vistas

Retrofit: ¿Cómo convertir un coche gasolina o diésel en eléctrico?

Frente a las normativas aplicadas en distintas ciudades de prohibir la circulación de ciertos vehículos, para muchos, hay que buscar una solución. Quienes tienen coches diésel o gasolina se ven en el problema de sentirse limitados en su uso en las grandes ciudades. Y esto parece que irá cada día a más hasta su prohibición definitiva. Existe una alternativa para que estos vehículos se conviertan de ser un coche a gasolina o diésel a eléctrico. Te contamos todo a continuación.

¿En qué consiste el sistema Retrofit?

En sí mismo, la técnica de Retrofit lo que hace es adaptar un vehículo antiguo a las nuevas tecnologías. De esa forma, un coche de gasolina o diésel tendrá una vida útil mayor cuando se puede convertir en eléctrico o híbrido. Pues gracias a esa conversión es que podrá circular por las grandes ciudades.

El resultado de esta aplicación sería el tener un vehículo antiguo que se convierte en eléctrico para amoldarse a los nuevos tiempos.

Esta conversión debe de hacerse por parte de profesionales en donde se instala todo lo necesario como baterías, motor eléctrico controlado, etc.

El precio de la aplicación del sistema Retrofit en un vehículo gasolina o diésel puede rondar los 15 mil euros de media.

Hay que tener en cuenta que la transformación de este coche, requerirá pasar la homologación de ITV para circular. Generalmente las empresas que ofrecen el Retrofit incluyen este servicio dando así un asesoramiento completo, aunque si quieres quitarte de complicaciones y reestrenar un vehículo con las tecnologías más recientes, lo más fácil es adquirir directamente un coche eléctrico de segunda mano o nuevo.

¿Vale la pena convertir un vehículo de gasolina en uno eléctrico?

La respuesta es que depende de la situación de cada persona. Cuando se genera este cambio en el vehículo se está cuidando por supuesto el medio ambiente. Pero lo que se está generando es dar una vida útil mayor al vehículo.

Hay quienes se deciden por este sistema en busca de una solución low-cost para tener un coche eléctrico pues no pueden acceder a uno nuevo. Un coche eléctrico o híbrido está sobre los 20 mil euros en adelante. Viendo que es más económico el sistema Retrofit se convierte en una opción a considerar para quienes desean tener hoy en día un vehículo con el que circular por ciudades grandes sin comprar uno nuevo.

Por supuesto hay que destacar que esta conversión no va a incluir los estándares de seguridad y tecnología habituales. Para acceder a todo lo que incorpora un coche de estas características reales, se tendrá que comprar un vehículo eléctrico o híbrido.

Retrofit es una solución intermedia pero nunca va a superar a lo que incluye un coche eléctrico original.

¿Se puede convertir un coche diésel en eléctrico en España?

Sí. La ley autoriza a que se hagan estas modificaciones. Pero como indicamos anteriormente, cuando se cambia la propulsión, el motor, etc, hay que pasar una homologación.

El sistema nombrado lo que hará es tener un coche antiguo como “donante” que va a recibir la incorporación de un motor nuevo eléctrico junto con sus baterías. En sí, el estado actual del coche donante, puede ser cualquiera. No hace falta que se trata de un coche actual, sino que más bien está pensado para coches antiguos.

Lo más importante de ese coche donante es que tenga el chasis en buen estado. Y por supuesto, que su documentación esté en regla para pasar posteriormente la ITV.

A mayor mantenimiento y cuidado del coche antiguo que será donante, menos serán los cambios e inversión a realizar. Quizás no hace falta cambiar los faros o grupos ópticos, y es un dinero extra que se puede ahorrar durante el proceso de transformación.

En conclusión: cualquier vehículo diésel o gasolina es apto para convertirse en un coche eléctrico.

Proceso de conversión al sistema Retrofit

El proceso de conversión por norma general, consiste en hacer un cambio de una mecánica por otra. Se va a quitar el motor, la línea de escape, depósito de combustible y motor. Todo lo que tiene que ver con gasolina o diésel se elimina.

Una vez que se ha liberado al vehículo de todo ello, lo que se hace es prepararlo para añadir toda la parte eléctrica. El especialista tiene que evaluar muy bien cuál es el mejor motor eléctrico, caja de cambios, conectores, etc para ese modelo.

Por último, lo que se hace es modificar los mecanismos que hacía antiguamente para que se adapten al nuevo sistema. Un ejemplo de ello es que hace falta modificar la dirección asistida o el sistema de alumbrado.

Cada modificación que se realiza debe formar parte de un proyecto avalado por un ingeniero y realizado en un taller oficial. Solo así es como se conseguirá la homologación posterior para que ese vehículo pueda circular en carreteras españolas.

¿Cuál es el futuro del sistema Retrofit de conversión de vehículos gasolina a eléctrico?

Frente a todos los detalles anteriores surge la duda de qué tan viable es este proceso para instalar en España.

En la actualidad, se publicita y dan ayudas para la compra de coches eléctricos e híbridos con el fin de cuidar el medioambiente. Y también con el objetivo de que se vayan eliminando poco a poco los vehículos de gasolina y diésel del parque de vehículos en circulación.

Pero poco se habla del sistema Retrofit pues en la actualidad no hay ninguna de esas subvenciones o ayudas que lo contemple.

Queda claro entonces que es una alternativa poco conocida y que está disponible para aquellos que investigan y quieren darle una mayor vida útil a su coche actual.

Será el tiempo el que determine si realmente se convierte en una opción viable para tener un coche eléctrico o no. Desde luego, no se acercará nunca a lo que es tener un coche híbrido o eléctrico original. Pero aún así, no hay que descartar lo que puede aportar a este camino de evolución de los vehículos, pues ya se sabe que a partir del año 2040, los coches diésel dejarán de estar en circulación.

¿Qué piensas sobre el sistema Retrofit? ¿Lo aplicarías a tu vehículo?

Otras entradas sobre Consejos que pueden interesarte

Usamos cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Puedes aceptar todas las cookies pulsando "Aceptar", configurar o rechazar su uso pulsando "Configurar". Más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

Aceptar Configurar