Envío gratuito a toda la Península 🚗

Cuándo cambiar los neumáticos

10-02-2021

Consejos

2128 Vistas

Cuándo cambiar los neumáticos

Si hay un elemento que es sumamente importante en un vehículo son los neumáticos. Es la conexión que existe entre la carretera y el propio vehículo. Por ese motivo cualquier tipo de fallo que pueda haber nos causará grandes inconvenientes. Con el paso del tiempo es normal que exista un desgaste de los neumáticos del coche.

Por ello, en este post te contamos qué cómo saber cuándo hay que cambiar los neumáticos y como reducir el desgaste de los neumáticos, así como trucos de mantenimiento. Saber cómo reducirlo te permitirá que tenga una mayor vida útil, pudiendo postergar el tener que cambiar las ruedas de tu vehículo.

¿Cuándo cambiar los neumáticos de mi coche?

La cuestión no es fácil de responder, ya que entran varios factores en juego que variarán la respuesta. Desde el tipo de neumático que usemos, pasando por el cuidado y mantenimiento que hagamos de él, hasta el uso que le demos, influirán en el desgaste que sufra la rueda.

Lo importante será realizar una supervisión y revisión de los neumáticos de forma general. De esa forma, vamos a saber si hace falta cambiar los neumáticos o no sin importar si es invierno o verano.

Tipos de neumáticos

Para poder entender las propiedades de cada neumático, comencemos resumiendo los principales tipos de neumático:

  • Neumáticos de invierno: dedicadas a zonas donde es habitual encontrar condiciones climáticas de nieve, lluvia o, en general, frío. Dispone de láminas en las ruedas para reducir el aquaplaning, tienen gomas más flexibles y mayor tracción, mejorando el agarre.
  • Neumáticos de verano: para lugares con temperaturas notablemente elevadas. Tienen menor composición de caucho natural que los de invierno y un aspecto bastante más grueso, para mejorar la resistencia a la rodadura.
  • Neumáticos universales: ideales si vives en un clima muy estable, sin grandes cambios estacionales y temperaturas suaves.

¿Cada cuánto cambiar los neumáticos?

Como hemos explicado, el cambio de neumáticos depende del uso que se le dé y el mantenimiento y conservación que se haga de los mismos, más que del tiempo que haya pasado desde el último cambio. Acorde a esto, la DGT recomienda cambiar los neumáticos, de forma general, cada 40.000km recorridos.

Sin embargo, inciden mucho más en otros indicadores de desgaste del neumático que en el tiempo de uso o los kilómetros recorridos. Estos son los indicadores que más incide la DGT. El principal indicador de que necesita cambiar el neumático según la DGT es el dibujo y la profundidad de la banda de rodadura. Este punto es fundamental porque los dibujos son los que ayudan a evacuar el agua y cumplir con el reglamento pautado por ley.

Primero hay que chequear si existe algún tipo de deformidad, grietas o si se ha modificado la banda de rodadura. El siguiente paso es ver que la profundidad de la banda de rodadura no sea inferior a 1,6 milímetros, aunque la DGT recomienda cambiarlos cuando alcance los 3 milímetros. Para comprobarlo puedes colocar una moneda de 1 euro en el dibujo. Si éste se encuentra por debajo de la franja dorada significa que está desgastado. En caso de no respetar este valor, la multa puede ascender a 200 euros. 

¿Cómo reducir el desgaste de los neumáticos?

Si queremos evitarnos el tener que cambiar cada poco tiempo de neumáticos, con el gasto que ello conlleva, e intentar alargar su vida útil al máximo hay una serie de consejos sobre su revisión y mantenimiento que pueden ayudarte a cuidar la salud de de tus ruedas.

Presión del neumático

Si se tiene el neumático con una presión más baja de lo normal, el desgaste aparecerá antes de tiempo. Además, habrá un mayor consumo de combustible al tener que hacer más esfuerzo para girar el eje de la rueda. Además, deberemos adaptar la presión a la carga que soporte. Cuanto mayor carga, mayor presión deberemos aplicar, siempre dentro de los límites recomendados.

Pero si bien circular con una presión alta disminuiría el desgaste, también tiene unas graves consecuencias negativas. Al tener mucha presión, el agarre con el asfalto de la carretera se verá disminuido y, por lo tanto, se incrementan las posibilidades de tener un accidente. 

Recuerda que la presión varía según la temperatura. Por ejemplo, durante el invierno, es normal que los neumáticos tengan un descenso en su presión. Sabiendo esto, se puede aumentar la presión un 0,2 Bar perfectamente. Revísalo con frecuencia para no exponerte a situaciones peligrosas.

Alinear correctamente los ejes

El incorrecto paralelismo entre los ejes puede provocar un mayor desgaste de uno de los laterales de la banda de rodadura. Además, si notamos cierta vibración en el volante, uno de los motivos puede ser este, ya que el desajuste provoca vibraciones, especialmente al circular por curvas.

Rotación de los neumáticos en el eje de tracción

Existe una diferencia considerable entre los neumáticos de un eje y del otro. Los que están en el eje de tracción sufren un mayor desgaste, fundamentalmente en invierno. Lo mejor para que eso no suceda es cambiar los neumáticos de un eje a otro cada cierto tiempo. Los expertos recomiendan aplicar esta acción cada 10.000 kilómetros

Llanta inadecuada

El uso de una llanta que no encaje perfectamente con nuestro neumático puede provocar un desgaste pronunciado en el interior o el exterior de la banda de rodadura.

Cuidado de los neumáticos durante el verano

Las altas temperaturas afectan a todos. La forma de conducir cambia y eso mismo lo siente nuestro vehículo. Por eso es que se recomienda hacer una revisión de los neumáticos antes de que llegue el verano, sobre todo si pensamos hacer viajes largos con el coche.

Neumáticos inadecuados

Asociado a lo anterior, las temperaturas influyen mucho en el desgaste del neumático. Si tienes colocados neumáticos de invierno y los utilizas durante el verano se van a ir degradando por el efecto de las altas temperaturas sobre un neumático no preparado para ellas. Incluso si usas neumáticos universales y los expones a estas temperaturas recurrentemente te verás obligado a cambiarlos con mayor frecuencia que si usaras los neumáticos indicados para cada estación.

Cadenas en la nieve y baches

Si vives en una zona en donde hay nieve, hay que tener cuidado con el uso de las cadenas en invierno. El uso ya de por si de este elemento afecta a los neumáticos, por lo que conduce con precaución y a muy baja velocidad. Date tu tiempo para instalarlas adecuadamente, lo mismo a la hora de desmontarlas. 

Pasar por baches muy pronunciados puede llevar a un mayor desgaste, sin importar la velocidad que los pases. Lo mismo con los bordillos que es habitual darse un poco con ellos a la hora de aparcar. Prestando atención a estos detalles, lograrás reducir el desgaste de los neumáticos. 
 

¿Qué pasa si los neumáticos están gastados?

Aunque alargar la vida útil de nuestros neumáticos es una idea atractiva, el principal motivo por el que debes mantener un buen cuidado y mantenimiento de tus neumáticos es por tu propia seguridad, ya que no vigilar su estado puede tener graves consecuencias, poniendo en riesgo nuestra vida y la de los demás.

Pinchazo del neumático

Cuando la banda de rodadura está muy gastada y tiene estrías, tendrá un menor agarre. Por lo tanto, no será tan bueno a la hora de tener cierto agarre en carretera, algo clave para que proteja frente a los objetos que pueden estar en el suelo. Lo que podría provocar este elemento en mal estado es el pinchazo y, por lo tanto, que nos deje tirados.

Reventón

Es otra de las posibles consecuencias de llevar los neumáticos en mal estado. Aquí estamos hablando de algo muy extremo. Principalmente se da porque hay una reducción considerable de la presión. El peligro es tan grande que podría haber incluso una pérdida total del control del vehículo. 

Desprendimiento de la banda de rodadura

Que la banda de rodadura se extirpe del propio neumático puede deberse a varios motivos. Un ejemplo de ello es que haya un mal recauchutado. También podría ser por la baja presión o porque se lleve más volumen del permitido en su interior. 

¿Qué aconsejan los expertos para evitar el desgaste de los neumáticos?

La mayoría tienen que ver con la forma de conducir. El hecho de acelerar y frenar hace que se dañen considerablemente los neumáticos. Hay un desgaste mucho más rápido del debido. Piensa que en ese momento hay un aumento de temperatura que después vuelve a disminuir drásticamente.

La forma en la que tomas las curvas también es algo a tener en cuenta. Si la trayectoria que tienes durante las curvas es menos forzada, entonces el desgaste de los neumáticos será menor. Intenta no tomar las rotondas por ejemplo a gran velocidad pues de lo contrario, vas a ver cómo las ruedas de la zona derecha sufren más desgaste. 

Por supuesto, a todo lo anterior se suma el hecho de conducir a alta velocidad. Si bien estamos hablando de una práctica que es ilegal, si por algún casual lo haces, debes saber que es un factor que afectará enormemente a tus neumáticos.

Recuerda realizar revisiones recurrentes de tus neumáticos y un buen uso y mantenimiento de los mismos para optimizar al máximo su vida de útil y, principalmente, optimizar al máximo tu seguridad mediante la prevención de accidentes.

Otras entradas sobre Consejos que pueden interesarte