Siempre que se aproximan el verano, la Navidad o algunos puentes señalados, se nos presenta la oportunidad perfecta para viajar en coche en vacaciones y escapar de la rutina.

Ya sean unas vacaciones en familia, en pareja o con amigos, una muy buena opción para disfrutar del viaje es hacerlo en coche. En muchas ocasiones, tendemos a olvidarnos de las numerosísimas posibilidades que tenemos a nuestro alcance a través de la carretera: pueblos con encanto, ciudades por conocer, rutas sorprendentes, destinos de playa o montaña…

Por eso, queremos dedicarle este post a esas aventuras de carretera y darte algunos consejos para viajar en coche en vacaciones.

Beneficios de viajar en coche en vacaciones

Así de primeras, viajar en coche puede ser algo que a muchos les cree ciertas dudas, especialmente con el tema de la comodidad si se trata de trayectos largos. Sin embargo, si disponemos de un automóvil confortable y en buenas condiciones, elegir nuestro vehículo como medio de transporte para nuestros viajes puede ser una experiencia divertida e inolvidable.

Viajar en coche nos aporta muchas vivencias que no son posibles al desplazarnos en ningún otro medio. Así, algunos de los beneficios de viajar en coche tienen que ver con la propia “magia” del viaje, como pueden ser:

  • Viajar en coche en vacaciones te permite no sólo llegar con éxito a tu destino, si no que te da la posibilidad de conocer también el trayecto, verlo y disfrutarlo.
  • A este respecto, viajar en nuestro coche también nos da la oportunidad de ir haciendo paradas siempre que lo deseemos. Tanto para descansar, como para hacer un alto en el camino en un lugar especial.
  • Así, somos nosotros los que tenemos el control total del trayecto, pudiendo decidir en cada momento lo que queremos hacer (ya sea con planificación previa o improvisando sobre la marcha).
  • Además, podemos abarcar más de un destino si disponemos del tiempo suficiente, y terminar convirtiendo la ruta en el propio centro de nuestras vacaciones (en lugar de tener que conformarnos con visitar una sola ciudad o población).

Por otra parte, no podemos olvidar que viajar en coche durante nuestras vacaciones también tiene una serie de ventajas relacionadas con el plano económico. Al final, podemos disfrutar de más destinos y de los caminos que los unen, gastando menos que si tuviéramos que hacer algo similar pagando billetes de tren, de avión… Y si además viajamos en grupo, compartiendo los gastos de combustible y demás, esta opción es todavía más ventajosa.

Por último, también podemos encontrar beneficios en este tipo de viaje que tienen que ver con el tiempo que compartimos y nuestras relaciones sociales. Al viajar todos dentro del mismo vehículo, podemos disfrutar de más ratos con nuestros seres queridos y estrechar lazos con ellos. Charlando, escuchando música, haciendo juegos en familia… y en definitiva viviendo todas esas anécdotas que al final, siempre recordaremos con cariño.

Recomendaciones para planificar el viaje en coche

Viajar sobre ruedas es sin duda toda una aventura. ¿Ya has decidido si será un viaje con amigos, con tu familia, o con esa persona especial?

Si ya sabes quiénes serán tus compañeros de ruta y qué tipo de viaje queréis hacer, llega el momento fundamental de planificar bien el viaje. No es recomendable lanzarse a la carretera sin un mínimo de planificación y previsión, tanto por seguridad como para hacernos el viaje más ameno y sin preocupaciones imprevistas.

  1. Planificación previa a la salida.Una de las cosas más importantes es poner el coche a punto. Revisar su estado general, la presión de los neumáticos, niveles de aceite, rellenar el depósito…Otro de los puntos fundamentales antes de salir de viaje es elegir el destino y el o los trayectos a seguir. Una vez tengamos claro a dónde queremos llegar, podemos utilizar diversas guías y herramientas (Google, la web de viamichelin.es y otras), para ver cómo será el camino que nos espera. Estudiarlo un poco, ver los tiempos, averiguar dónde están situadas las gasolineras y áreas de descanso… todo eso nos facilitará mucho realizar la ruta y siempre podremos disfrutar tranquilos de ella.Además, también podemos ver el estado del tiempo, el tráfico y las carreteras. Para estos últimos puntos podemos extraer la información de la propia DGT. Estos datos serán sumamente importantes, sobre todo si nuestras vacaciones implican fechas con grandes operaciones de salida y / o retorno.

    Por último, no nos olvidamos del tema del equipaje. Para que no nos falte nada y a la vez no nos excedamos con lo que llevamos, recomendamos realizar previamente una lista con las cosas importantes y necesarias para nuestras vacaciones. Tanto las que varían en función del tipo de destino (ciudad, playa, montaña…), como aquellas básicas relacionadas con temas de higiene, protección de la salud, medicamentos…

  2. Durante el viaje.Disponer de un navegador a bordo de nuestro vehículo es de máxima utilidad, para así poder mantener bajo control todo lo que antes habíamos planificado. Nuestro consejo es que sea el copiloto quien, por seguridad, se encargue de manipularlo y ayudar al conductor con las indicaciones cuando sea necesario.Otro consejo que os damos para el tiempo que paséis en el vehículo, es que no os dejéis llevar por las prisas y os cuidéis del cansancio. No es recomendable obsesionarse con las horas de llegada y siempre es positivo realizar las paradas recomendadas para vuestro descanso, sobre todo para el del conductor. En el caso de que sea posible, también es buena opción compartir esta tarea entre más de una persona.
  3. Después del viaje. Aquí queremos destacar principalmente la posibilidad del reparto de gastos. Si por ejemplo hemos realizado el viaje o la escapada con amistades y hemos acordado repartir dichos gastos, podemos facilitarnos la tarea con aplicaciones móviles que ayudan a la gestión de esas cifras. Asimismo, también encontramos otras apps (las mejores apps para tu coche) para poder hacer llegar el dinero a otra persona de manera sencilla y segura.

Viajar en tu vehículo: sinónimo de libertad

En resumen, viajar en coche es más cómodo y sencillo con algo de planificación. Sin embargo, una vez tenemos esta parte finiquitada, vivir aventuras con tu coche es el tipo de viaje más liberador que puedes hacer. Tienes todo el control del viaje, experimentas mucho más cada lugar, cada camino y cada vivencia. Cada viaje es diferente aún cuando repitas destino, y además siempre lo acabas compartiendo con aquellos que más te importan. ¿Ya te ha entrado en gusanillo de hacer tu próximo viaje en coche?